martes, 25 de octubre de 2016

Prescripción o el secreto del caballo de Troya.



Resultado de imagen de caballo de troya cuadro

El asunto de la Prescripción Enfermera es un palpable ejemplo de como la avaricia personal de querer sacar el máximo provecho (económico, obviamente) a una situación con todo a favor para abrir la puerta de la prescripción a la Enfermería, ha llevado a la ruina este empeño personal de nuestro máximo representante enfermero. Una torpeza que, puede salir(le) muy cara. El coste profesional para las miles de enfermeras será comentado más abajo...
Y sin embargo surge la pregunta: ¿Cuál es el verdadero meollo de la Prescripción? ¿Cuál es su valor real? ¿Por qué no se habla de esto?

Pues bien, el auténtico poder de la prescripción enfermera, del que nadie ha hablado, porque evidentemente no interesa que se conozca, es el poder de sometimiento que otorga a quien lo regule.
Resultado de imagen

Un simple gesto, el acto de poner un sello en una receta, requiere un número de colegiado. Número personal e intransferible, obligatorio para prescribir en el SNS.

Resultado de imagen de sello medico
Pues aplicando esto mismo al cuarto de millón de enfermeras españolas, el  poder del anillo de la prescripción es someter al pago regular de las cuotas, al paso por el aro colegial, a las miles y miles de enfermeras que aún no están colegiadas.
Resultado de imagenSe acabó el escaqueo, aquí se colegia todo el mundo o no pone ni un enema. Y la que se esté pensando en borrarse del colegio correspondiente ya puede dar media vuelta.Al resto, tampoco les irá mejor, el CGE pasará a ser amo y señor de la capacidad de otorgar o quitar el número para poder recetar y manejar fármacos...  Esta es la clave que mueve todo el asunto de la prescripción, que nunca ha sido un problema ni una prioridad para la inmensa mayoría de las enfermeras. Una cruzada de Máximo que sólo Máximo ha sido capaz de reducir a cenizas (por el momento).

Ya avisó que si tenía que recular que lo haría, no fuera a echarse a perder semejante caballo de Troya. Si hay que prescindir del negocio de los cursos -en exclusiva- a impartir por el CGE (entiendo que a través de la empresa de Máximo: la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud  LEA ESTO E INTENTE NO ALTERARSE) y supongo que por su socio en este asunto (SATSE), pues se prescinde. Todo sea por el bien de los profesionales, que están en riesgos invisibles y el sistema de salud que se puede desmoronar como Máximo estornude.
Tal es el poder de la prescripción, su regulación, su acreditación, su gestión... que si hay que reinventarla, se hará.
Y ¿Alguien sigue pensando que todo esto no le afecta?
Resultado de imagen
Pues como era de esperar hay otros colectivos que están afilando sus cuchillos para asumir las competencias que Máximo y Aznar, animan a todas las enfermeras a poner patas arriba: Aquí los farmaceúticos avisan de sus intenciones . Es de suponer que otros muchos harán cola para pedir a los poderes públicos que les den patente de corso para hacerse con el botín que les enfermeras desprecian.
carteles cuchillo desmotivaciones

Si alguno se cree que el Ministerio de Sanidad va a permitir que cuatro iluminados con ínfulas le boicoteen el Sistema Nacional de Salud, le recomiendo que acuda a uno (a varios) psiquiatras.Aquí: la amenaza fantasma. Aquí más amenazas de fantasmas . Está claro que el mayor peligro para la Enfermería se encuentra dentro de la profesión, concretamente en la cúspide.
Resultado de imagen

Lo de la huelga, no parece que nadie se lo tomara en serio, empezando por ellos mismos. Desde luego el poder de convicción del entramado colegial (de los pocos colegios que apoyan a Máximo) y del SATSE dista mucho de constituir una amenaza real. Pero aún así, toda acción implica una reacción, y los responsables sanitarios ya están trabajando en alternativas para paliar los efectos de las diversas ocurrencias de estos dos elementos.
¡Estoy enfabada!

Para más información sobre el dúo y sus andanzas:
Aquí: Una entrada sobre el extraño dúo,
Aquí otra