viernes, 6 de mayo de 2016

Alfonso Román y la nave del misterio

Esta entrada versa sobre uno de los mayores enigmas de la Enfermería asturiana. La figura de D. Alfonso Román, a la sazón eterno Vicepresidente del CODEPA, político, sindicalista, tertuliano, consejero experto politemático, chanante y encantado de haberse conocido.
Como él mismo menciona en su "borrador de autobiografía":  aquí, a partir del minuto 01:14...
su carrera política comenzó en el CDS para luego pasarse al PP en 2003, primero en Oviedo y luego ya, cual Ave César, a toda Asturias.

Su historial de presuntas "anomalías y fenómenos inexplicables" abarca diferentes ámbitos, todos ellos reflejados en prensa. Aquí mostramos las más llamativas:



A finales de 2014, "sorprendentemente" decide abandonar su nicho habitual, la política . Según sus propias palabras: "Es hora de dar un paso atrás para que entre gente nueva y con otras ideas", afirmó Alfonso Román López quien, no obstante, precisó que seguirá ligado PP y a la actividad política pero desde un plano más secundario".



Uno no quiere ser malpensado, seguro que su precipitada salida del PP fue fruto de una profunda reflexión y el convencimiento de la necesidad de renovación de la entidad, y no de sospechas por actos presuntamente corruptos. Lástima que no se acordara de extender ese ímpetu redentor al CODEPA y dejara su puesto de Vicepresidente en la Junta Directiva. Será que no ve entre las enfermeras asturianas a "gente nueva y con otras ideas"...


El caso es que salen cada cierto tiempo noticias y declaraciones en el juzgado, no se crean que estos son conversaciones de peluquería,  sobre la  caótica gestión del partido de Alfonso Román. Así, la mujer que llegó en  2012 a la presidencia del  PP regional, se encontró al aterrizar con un desaguisado más propio de un chiringuito filipino que de una entidad seria. El ínclito Alfonso Román ya llevaba por allí 9 años... 


"Otro aspecto que quería aclarar la juez tenía que ver con el abono de una página web  y por la que se habían facturado unos 29.000 euros. Una cuantía que a Fernández le pareció más que excesiva cuando se había hecho la del PP por 4.000 euros. La empresa demandó al partido por impago, pero el problema era que existían correos electrónicos de personas de la dirección del PP, responsables de la campaña electoral, dando el visto bueno. El coordinador de aquella campaña fue Fernando Goñi."



Esa canción sobre una publicación que cuesta un ojo de la cara cuando su valor real es mucho menor... ¿No les suena la música?   aquí la partitura


No sorprende el apoyo total del partido, sea cual sea la sigla, eso siempre. Aquí ya sale Fernando Goñi (el de la campaña de la web de 29.000 euros) defendiendo a ultranza a nuestro Vicepresidente colegial. 
















Y mientras tanto en la sede del CODEPA todo sigue igual, nuestro Presidente D. Emilio cumpliendo años como si nada, y D. Alfonso Román manejando el destino de la Enfermería asturiana hasta que se canse, que parece que tampoco va a ser en este siglo. 
Porque como esta extraña pareja sostenía hace "cuatro días": "No toca convocar elecciones..." 
Si no toca convocar elecciones, no sé qué puede tocar entonces: 



Ah!, que nos ha tocado una auto-renovación de Alfonso Román y sus amiguetes (o socios) otros 5 años más dirigiendo la nave de la Enfermería regional. Será que el tener los presupuestos rechazados desde hace tres años, las cuentas sin aprobar desde hace cinco y casi 2.000 mociones de censura solicitadas les parece un buen motivo para no convocar elecciones y hacer una nueva jugarreta "presuntamente" ilegal, otra más a añadir al largo historial de chapuzas. Parece extraño que un político tenga alergia a unas elecciones y desprecie los derechos de todos sus representados, tal vez piense que el cargo se de su propiedad, tal vez piense que Asturias es otro lugar del planeta...
Bueno, a otros les toca un apartamento en Lugo, el carro de Alimerka o sufrir almorranas es silencio. A las enfermeras nos ha tocado esta desgracia de sujetos, qué le vamos a hacer...

Al ver las noticias relacionadas con estos sujetos, le asaltan a uno, por más que quiera evitarlo, imágenes de aquella casposa pareja de nuestro cine:


Me gustaría poder responder a la inevitable pregunta de ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, pero ese enigma pertenece a la nave del misterio....