martes, 31 de mayo de 2016

Realmente... ¿Hacen falta más enfermeras? ¿Para quién?

Darth Raver




Reviviendo aquella escena de "Aterriza como puedas"Pulse aquí y pase un buen rato, a la Junta del Gobierno del CODEPA le han ido cayendo "sopapos", uno tras otro como, si se los repartiera el mismísimo Chuck Norris. Así entre otros, ha recibido "reveses" de:
  • Ministerio Fiscal.
  • Juzgado de Instrucción nº4 de Oviedo.
  • Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.
  • Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.
  • Asociación de Enfermería de Asturias.
  • Una enfermera  tras otra, hasta casi 100 profesionales asturianas colegiadas.






Y mucho me temo que la cosa no va a parar aquí. Hay un montón de cabreadas enfermeras  expectantes de ver qué es lo que sucede en la sede del CODEPA:

aquí la última
No parece que la cosa vaya a menguar. Tal vez en breve veamos desfilar por el Juzgado a unos cuantos miembros más de la Junta.


Mientras tanto, en el centro de la Galaxia, Máximo González Jurado clama por la contratación de miles y miles de enfermeras que según sus cálculos hacen falta para equipararnos con el resto de Europa. enlace . Eso sí, se desconoce realmente cuántas hay en España, pues parece que no hay censo de profesionales (algo obligatorio), y tampoco queda claro si en otros países se computan solamente enfermeras con título Universitario, como en España, o también se incluyen otras titulaciones (lo que aquí serían técnicos y auxiliares). Pero bueno, eso seguro que lo arregla nuestro mandamás con un sesudo estudio o alguna magufada  de las suyas.


Resultado de imagen de ojos dineroAhora bien, no extraña que reclame más enfermeras quien se queda con 1/3 de las cuotas colegiales de todos los colegios de Enfermería de España. Cuotas que pagan, precisamente las propias enfermeras, trabajen o no, eso a él le da igual. No se perdona un euro a nadie, sea por el bien de la profesión no por el suyo personal, no seamos malpensados. Más enfermeras, más ingresos. Ecuación tan simple como efectiva.


Tal vez por eso haya una cifra nada desdeñable de profesionales no colegiados, que alteren esas cifras y ratios. Si comparamos, entre países, enfermeras colegiadas no olvidemos que en el nuestro muchísimas han decidido no darse de alta o fugarse de una institución salpicada de escándalos de "presunta" corrupción y cuya labor lleva tiempo cuestionada en vista de la escasa incidencia en la vida diaria de la profesión. Del futuro mejor no hablamos, pues el balance de gestión del CGE y el resto del entramado colegial es decepcionante. Seguimos con los mismos problemas de hace décadas y los logros obtenidos en la profesión, han sido conseguidos a pesar de estos señores.

Porque el drama del paro existe y cada vez con mayor envergadura. Tampoco parece que los responsables de las Universidades vayan a trabajar para adecuar el número de alumnos a las necesidades reales de profesionales en España. Obviamente, las universidades viven de sus alumnos, y sin estos algunas facultades tendrían evidentes problemas. Algunas ya hace tiempo que regalan un ordenador portátil con la matrícula... aquí la noticia


Otro invitado en esta fiesta es la parte encargada de regular la oferta de trabajo, el empleador, vamos los sistemas autonómicos de salud. Aquí la jugada está clara, a mayor número de enfermeros disponibles en las bolsas de contrataciones, menos dificultades para poder contratar cuándo y cómo se quiera. Ya vemos que ahora se ponen de moda contratos por horas, de lunes a viernes, etc. He llegado a ver un contrato de un día... a media jornada. Mano de obra dócil y más preocupada por la supervivencia diaria que por el medio o largo plazo. "Lumpemproletariado" que nos descubre nuestro amigo Juan Hernández.
No esperemos por tanto que la oferta y la demanda de enfermeras se equilibren. La oferta seguirá creciendo y la demanda menguando mientras los intereses de la profesión sigan en manos de personas ajenas a la realidad y más pendientes de sus negocios que de la Enfermería. Los innecesarios cursos de prescripción, en exclusiva impartidos por el CGE, son el mejor ejemplo de ello.

En definitiva, volvemos a mirar hacia otros colectivos y vemos que otros están bastante mejor que nosotros...