lunes, 21 de diciembre de 2015

Ortos y el apocalipsis que no llega...



No hay nada peor para un profeta que el ver pasar de largo  aquello que anunció a bombo y platillo. El ver que su profecía era más falsa que una moneda de tres euros y nada absolutamente ha pasado.
Esto viene muy a cuento de ese apocalipsis sanitario a cuenta del manido Decreto de Prescripción, a día de hoy aún inédito.




La inefable criatura en que se ha convertido el dúo Máximo/Aznar lleva anunciado sin desmayo, como si no hubiera otros problemas reales y potenciales,  poco más que el fin del sistema sanitario tal y como lo conocemos si ese decreto entra en vigor.

Esta pareja prefiere autodenominarse Mesa, aunque yo opino que es mucho más apropiado el nombre de aquel perro con dos cabezas de la mitología griega -ortos se llamaba la bestia- . 
Pues bien, el apocalipsis no termina de llegar, y claro eso es un marrón para los profetas del fin del mundo. aquí una parodia real 

Porque claro, si la cosa sigue como si nada... habrá que buscar otro empleo ya que el de profeta no parece que les quede muy creíble. Sin embargo, mucho me temo que lanzarán otra profecía, esta aún más terrible, tal vez el fin de la especie humana o de la propia galaxia, para poder seguir con ese rol maniqueo que tanto les gusta y les entretiene.
Porque... ¿Qué haría un Superhéroe sin villanos ni personas sencillas a quienes proteger y salvar?
Pues imagínense dos pero fusionados, por una rara metamorfosis, en una sola criatura... dos cabezas... un solo cerebro...