martes, 20 de junio de 2017

David contra Goliath y #expedienteenfermeras.


Aunque no sea creyente, todo el mundo conoce la famosa historia que se relata en el primer libro de Samuel en la que se narra el enfrentamiento entre David y el gigante filisteo Goliat. De este enfrentamiento,quedará en nuestra memoria la pelea de un niño contra un gigante usando una honda. Es una metáfora clara de como un ser pequeño acaba con un abusón en toda regla.

El enfrentamiento entre David y Goliat, está relatado con más detalle en 1Sm 17 , y como en todas las batallas épicas podemos ver e imaginar detalles más allá de los versículos del texto, porque en estas luchas suelen repetirse los tópicos, cuestiones religiosas aparte.

El grande y el pequeño, no se enfrentaban a solas, se enfrentaban en un conflicto, a Goliat nos lo describen no solo como un gigante sino como un líder con armadura flamante, con espada, casco y el apoyo de sus secuaces filisteos.

En el otro bando un atemorizado ejército israelita, con su rey, con sus generales y grandes líderes, apocados, acobardados frente al gigante de Gat. Nadie se enfrentaba. Imagino que entre las filas habría quien rezaba, quien daba charlas magistrales de como habría que derrocar la gigante, de lo genial que sería luchar los los ideales del pueblo de Israel,... pero el hombre de la armadura se reía de ellos, les vacilaba.

Para David, un muchacho de a pié, no fue fácil el enfrentamiento, fueron precisamente los suyos quienes le dijeron...¿a dónde vas? Sin fé, sin apoyo... Y sin embargo renunció a la armadura del rey y se enfrentó con sus pocas armas...

El resto ya sabemos como sigue...solo buscaba algunas pinceladas efectistas, sin duda tópicos similares a la situación que viven cuatro compañeras madrileñas que han osado enfrentarse a un gigante con un canto de libertad...

http://www.ameenfermeria.com/cuatro-enfermeras-de-madrid-expedientadas-por-silbar-cantar-y-gritar-en-riesgo-de-perder-su-trabajo/
Pulsa imagen y accedes a la web de AME que explica los detalles.
Sí, de esto queríamos hablar en realidad, del uso que las organizaciones e instituciones colegiales hacen de su capacidad administrativa y financiera, y que rara vez actúa en beneficio de las propias enfermeras, más al contrario suele ser un yugo con el que se amenaza y amedrenta cualquier solicitud de información o transparencia, cualquier crítica, o cualquier intento de cambiar este "status quo" tan pernicioso para la profesión en pro de un modelo más democrático y participativo.

Administrativamente las enfermeras están obligadas por ley a colegiarse para trabajar, y este aspecto lo regulan los propios colegios, que pueden retirar la colegiación previo expediente a profesionales que cometan faltas graves o muy graves en relación al código deontológico. Esta es un arma muy muy poderosa, ideada lógicamente no para expedientar a enfermeras por expresar su opinión sino para un mejor desempeño de nuestra profesión. (El propio código lo expresa: "Estamos convencidos, por último, de que un Código Deontológico, en cuanto a criterio ético, es estrictamente necesario para el buen desempeño de nuestra profesión")

Sin embargo, rara es la ocasión (¿La ha habido?) que los COEs abren expedientes a enfermeras por conflictos éticos en el desempeño de la profesión (Como debería ser y de lo que nos alegramos pues confirma el buen hacer de las enfermeras), más bien son utilizados para amedrentar a sectores críticos o enfermeras que expresan su desencanto. Zaragoza, Asturias y el reciente ejemplo de Madrid...


Y por otro lado, el consejo tampoco abre expediente como es su obligación a las juntas de gobierno que obran contrariamente a los estatutos colegiales, o incluso a la ley.(Ni siquiera cuando saben y reconocen que les oculta información).

Con estos mimbres vaya usted a reclamar al maestro armero. Ármese de paciencia, finánciese o hágase socio de legálitas si tiene el más mínimo interés por su profesión y decide despertar de la pesadilla y actuar para cambiar las cosas.

Durante estas últimas semanas, hemos participado en la red en múltiples debates, muy interesantes sobre liderazgo y el cambio profundo que precisa nuestra profesión, la necesidad de unión, de liderazgo, de mantener nuestros sueños y de hacerlos realidad, seguimos sobrevolando el campo de batalla... Entre grandes reflexiones se han colado testimonios desgarradores y también frases buenistas, y proyectos vacíos. 

La realidad siempre es más cabrona. (Permítanme el palabro)

Ahí la tenemos: cuatro compañeras se enfrentan a un expediente por cantar, por decir, por gritar... en definitiva por no someterse y callarse, por dar un paso al frente y decirle a Goliat que hasta aquí hemos llegado, que no nos vacilarás más.

Por desgracia, no todas las batallas épicas acaban como la de David y Goliat (Más al contrario, tienen un mal final), en general porque "los buenos" miran hacia otro lado. (Ya lo dijo el reverendo ML King)

Si quieres actuar, la batalla es esta. Si quieres estar, hoy es Madrid, si quieres cambiar la realidad de tu profesión toma tu colegio.

Ellas ya han empezado ¿Las vamos a dejar solas?

Nosotros lo tenemos claro.


https://www.change.org/p/colegio-de-enfermer%C3%ADa-de-madrid-archive-el-expediente-sancionador-a-4-enfermeras-por-protestar-sobre-la-gesti%C3%B3n-del-colegio-de-enfermer%C3%ADa?recruiter=18301304&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&utm_campaign=share_petition
Puedes empezar por firmar.

PD. Alguien puede justificar(se) pensando que ellas se lo buscaron, que son radicales, que lo hicieron mal, que solo quieren poder, que son malas,...(hay mil disculpas) Pero no se engañe nadie, quien busque de verdad cambios profundos en su profesión y la relación de la misma con la sociedad se enfrentará, como ellas al mismo Goliat.