domingo, 14 de mayo de 2017

Máximo descojone, se acabó lo que se daba.

A este paso, y a pesar de tanto anuncio, exposición mediática y rebajas gangas y ofertas, el Congreso de Barcelona va a parecerse más a un show del Club de la Comedia que a un evento científico. Al menos, eso es lo que algunos podrían pensar en vista de los últimos acontecimientos relacionados con el CGE y su sempiterno presidente, Máximo González Jurado.

A los últimos reveses judiciales, con durísimas expresiones por parte del Juez hacia Máximo, sus métodos y sus intenciones, hay que ir sumando todos los desprecios que le están llegando por demasiados sitios.

No nos referimos a los asistentes a ese congreso (olé!) que decidieron irse en cuanto la gente del CGE puso un pie en el recinto; no sin razón, pensarían que para escuchar argumentos de ciencia ficción mejor se iban al cine: Las versiones más ridículas de la historia del cine

Por otro lado, la (inevitablemente) fallida Mesa Estatal de la Profesión Enfermera, ha recibido ya tantos desprecios y sumado tantos fracasos que uno desea que desparezca para dejar de hacer el ridículo en nombre de toda la profesión.

Y aquí... el caso es que año y medio después de intentar engañar a todas las enfermeras asturianas con unas elecciones falsas, Alfonso Román y su cuadrilla siguen haciendo caso omiso a todas las órdenes que Máximo y el CGE les dan para que dejen de ocupar un colegio que no les pertenece. Se ve que han heredado las maneras de su antecesor (también ilegítima e incorrectamente autodenominado "Presidente del CODEPA").

Estas últimas semanas hemos asistido a una dramatización de los esfuerzos que el CGE simula hacer para devolver la democracia al CODEPA y, de paso, la gestión del propio colegio a sus verdaderos dueños: los colegiados asturianos.

Pero que nadie se engañe, no son más que maniobras de ilusionista. Movimientos de distracción para que nada cambie y el tinglado siga tal y como lleva estando durante más de dos décadas, que resulta muy lucrativo como para dejarlo escapar.

¿Dónde está la bolita?

El CGE tiene el mismo interés de siempre en que haya elecciones en el CODEPA, osea, NINGUNO.
Llevamos varios años poniendo en conocimiento de Máximo González Jurado y de su equipo, todas las tropelías que la Ex- Junta de Gobierno ha cometido y sigue cometiendo en Asturias. Han sido años de escritos y solicitudes dirigidas al CGE y Máximo, por Registro de Entrada y/o Burofaxes... y jamás ha movido un dedo. Ni tan siquiera se han molestado en responder a las solicitudes y denuncias de los colegiados asturianos.

Lo único que ha hecho, pronunciarse sobre la falsa re-elección  del difunto Emilio Losa y compañía, ha sido porque el juzgado le ha obligado a ello. Y año y medio después de la felonía, la cosa sigue como si  nada en la calle Víctor Sáenz.

Por mucho que los hombres de gris hayan venido y hayan interpretado una ópera bufa en la sede del CODEPA, tomando a unos compañeros como actores secundarios, si lo que querían era que la Junta de Edad tomara posesión de sus cargos, no tengo ninguna duda de que podrían haber empleado toda su maquinaria y asesores legales para que esto tuviera lugar, en vez de la tomadura de pelo de Alfonso Román recibiéndoles "en zapatillas y batín" y negándoles el acceso a las dependencias como si fuera "la vieja del visillo".

Porque, ¿Cómo se explica que en Asturias haya una Junta de Gobierno ilegal durante más de un año, y el CGE no haga absolutamente nada? ¿Por qué se permite que no haya asamblea anual de colegiados en Asturias?, ¿Cómo se explica que le abran un expediente disciplinario a unas colegiadas de Madrid por decir "cuatro verdades" en una asamblea mientras que a un Presidente imputado por apropiación indebida de cuotas se le permitía "el derecho de pernada"?


¿Qué tienen que hacer Alfonso Román y sus secuaces para que el CGE les aplique alguna sanción? ¿Tienen que lanzar proclamas antitaurinas como aquella enfermera a la que Máximo González Jurado casi le arruina la vida profesional y privada?

¿Realmente existe el CGE o es una ilusión, una tapadera, para otras cosas que no se pueden mencionar? ¿Vive Máximo González Jurado una realidad paralela donde solo se celebran Congresos del CIE y él ejerce de monologuista allende los mares? (Aquí si tienes paciencia y tiempo...)

Ha llegado el momento de que las Enfermeras asturianas demostremos que estamos muy por encima de parásitos y mangantes.

Ha llegado el momento de tomar las riendas de nuestro presente y decidamos nuestro futuro.

Es el momento de recuperar una institución que nos llevan hurtado demasiado tiempo.


Esta realidad que aquí contamos es la que se está encontrando la actual junta de edad, nombrada oficialmente por el propio Consejo General de Enfermería, pero abandonada a su propia suerte y sin medios para acometer una acción tan legal como justa, y que es acceder al colegio que regentan y poder utilizar sus recursos y cumplir el fin que tiene encomendado. (Y otros chollos que les dejan CGE y CODEPA)

Sin embargo la propia Junta de edad, con esfuerzo personal, gastando sus propios recursos en viajes, cartas certificadas, peleas en las instituciones, burofaxes, notario, ojo cuando podríamos pensar que al final de su carrera ya no tienen tanto interés en que las cosas se hagan bien, demuestran honor, compromiso y dignidad profesional a prueba de estos burócratas y falsos enfermeros...

Y el martes 16 a las 17:00h será el día en el que la Junta de edad, recupere o empiece a recuperar, su colegio, nuestro colegio, la dignidad y la honorabilidad de nuestra representación. Por eso #6000enfermeras estará con ellas arropando y exigiendo que las cosas se empiecen a hacer bien, aunque sea tarde.

La junta de edad, este equipo de notables enfermeras, ha decidido dar el paso necesario para liberar el CODEPA de los grilletes de la vergüenza en la que lleva varada demasiado tiempo. No estáis solas, contáis con miles y miles de enfermeras que os dan las gracias y estarán a vuestra vera.