jueves, 26 de noviembre de 2015

La asesora y un mal peu: Una historia de cine negro.

Según avanza el procedimiento judicial por el que está imputado D. Emilio Losa, surgen nuevas preguntas relacionadas con la información que el propio acusado publica en los medios.
Resulta llamativa la férrea defensa de la valía como asesora de la revista Impulso de una persona que según el propio Emilio acapara dos doctorados. aquí el enlace 
Esa revista, cuya calidad científica está fuera de concurso, cuyo gasto supone un buen mordisco a los presupuestos anuales del CODEPA y del que aún no se conoce a ciencia cierta su verdadero coste. Mucho me temo que no lo llegaremos a conocer a ciencia cierta antes de que el hombre pise Marte.

Si la labor de asesora de la prestigiosa revista Impulso fuera a coste cero, altruista, sin ánimo de lucro, pues oiga, no habría problema alguno por quién la desarrollara. Ahora bien, como esta labor tiene un coste que tendrá que aclarar en el juzgado, pues no figura en las cuentas presentadas a los colegiados, entonces uno siente la necesidad de responder a la cuestión trascendental de por qué la elegida es la propia hija del Presidente del CODEPA, .ver para creer
Esa relación familiar, no seamos malpensados, no tiene porqué ser causa de exclusión de una persona de la labor de asesoramiento remunerado de una revista sin contenido científico alguno, por mucho que esta nos cueste un ojo de la cara. Moralmente es reprochable, legalmente lo desconozco. curiosa estampa de relación paternofilial al estilo Coppola
Más llamativo aún es conocer que la mencionada asesora-hija del presi no es enfermera, sino fiel a la tradición familiar, es podóloga. enlace 
Tal vez no haya enfermero alguno en toda Asturias que pueda desempeñar esa labor, Alfonso Román aparte.
Bueno, pues entonces tal vez sea que en toda España no hay enfermeras que puedan desempeñar esa labor. Recordemos que la hija del presi tiene dos doctorados (aunque uno de ellos honoris causa) y numerosos artículos publicados… en revistas de Podología. enlace
No es intención de esta entrada cuestionar la valía profesional de Dª. Marta Elena Losa García como podóloga, pues la ignoramos por completo y no dudamos que seguramente reúne cualidades para desempeñar su labor como profesora. Lo que no nos parece tan claro es que el espejo donde se mire la revista Impulso sea El Peu, salvo para hacer chistes de brocha gorda.
Como no somos amigos de hacer caso de rumores y maledicencias, omitiremos lo que dicen algunos sobre su frustrado intento de acceder a la Presidencia del Colegio de Podólogos de Madrid. Tal vez desconocía los entresijos del sistema colegial…