jueves, 3 de mayo de 2018

MENTIRA

Esta entrada en el blog de A.E.A ha sido realizada haciendo uso del derecho a la libertad de información y expresión que reconoce nuestra actual Constitución, los cuales ejercito para con nuestros asociados y seguidores. Esta vía telemática es nuestro canal habitual de comunicación. Por supuesto, no hay ánimo ninguno de infringir el derecho al honor, la intimidad y la imagen de nadie, simplemente el deseo de informar y de realizar crítica activa.

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN DE ENFERMERÍA DE ASTURIAS - en adelante AEA- CON RELACIÓN A LO PUBLICADO POR ALFONSO ROMÁN LÓPEZ Y SU ILEGÍTIMA JUNTA EN LA REVISTA IMPULSO Nº359 DE MAYO DE 2018

A través del presente queremos dar cumplida respuesta a todas y cada una de las falsas afirmaciones y comentarios maledicentes que se hacen en la revista “Impulso” por parte de su ilegítima Junta Directiva encabezada por Alfonso Román López.
Primero, volvemos a recordar que dicha revista es editada y costeada por los presupuestos de la corporación, que llevan sin ser aprobados desde 2013 y sin ser sometidos a la obligatoria asamblea de presupuestos desde 2016.
La misma, que sigue siendo investigada en dependencias judiciales como presunta piedra angular de un presunto delito de apropiación indebida, es enviada a las más de 7000 enfermeras colegiadas y en ella vierten las siguientes afirmaciones, sin exponer ni un solo renglón del contenido del auto al que hace referencia.


1º “Los tribunales archivan la denuncia presentada por la AEA contra el CODEPA por falsedad documental en las últimas elecciones”. Se les olvida recordar al señor Román y compañía, y por segunda vez en menos de un mes, que el Juzgado de Instrucción nº 4 de Oviedo, efectivamente, ha dictado auto de fecha 16 de abril de 2018, por el que acuerda el archivo y sobreseimiento provisional del procedimiento penal. Repetimos, provisional, dato que, casualmente, siempre omite.

2º “Utilizar la justicia de forma espuria con fines políticos tiene sus consecuencias”.
Queremos recordarles al señor Román y compañía, así como al público en general, que en la AEA no tenemos ”fines políticos”, es más, ninguno de los miembros de su Junta Directiva mantiene ninguna afiliación política. Somos Enfermeras y Enfermeros.
Estamos ante otro intento de desvío de la atención, queriendo llevar esta desastrosa situación del Colegio al campo donde acostumbra manejarse el señor Román, la política. Y ya lo dejó bastante claro con sus lamentables declaraciones televisivas en RTPA durante la Asamblea Ordinaria de 2015 (hecha en 2016 contra estatutos), acusándonos de “izquierda radical de la profesión”. Ha intentado desviar la atención y convertir esta situación tremendamente anómala del CODEPA en un enfrentamiento político inexistente. Nada tiene que ver la ideología ni con los grupos políticos, la gestión irregular que están llevando a cabo en el CODEPA.

3º “Hacerse con el Colegio por la vía rápida manipulando a los colegiados y a los medios de comunicación con mentiras y falsedades, sin pesarle el daño que hacen a la honorabilidad de las personas y a la institución colegial, demuestra su catadura moral”
Desde la AEA queremos repetir que:“Hacerse con el Colegio por la vía rápida” es fabricar unas elecciones falsas de las que no se han enterado más de 7000 enfermeras y son anuladas a renglón seguido por resolución del Consejo General de Enfermería, eso sí es “manipular a los colegiados y a los medios de comunicación con mentiras y falsedades”. La AEA quiere y ha querido elecciones, siempre. Lo hemos manifestado miles de veces.
Sobre el daño a la honorabilidad, a la institución y catadura moral, pocas lecciones nos pueden dar las personas que están atrincheradas en un Colegio, repetimos, sin medidas cautelares, cuatro veces denegadas por el TSJM en dos procedimientos contenciosos y con varias resoluciones del CGE en contra de sus decisiones y sus cargos.
Después de cuatro años, tenemos muy claro, y ellos también lo saben, que nuestra intención no es “entrar en el Colegio a toda costa”, sino expulsar del Colegio a los que lo ocupan ilegalmente.
Quién esté en el Colegio lo tienen que decidir las Enfermeras de Asturias en un proceso electoral abierto y sin las falsedades que han sido probadas en el Juzgado.

4º “La sombra de corrupción sembrada en el Colectivo-con noticias falsas y reiterativas en Facebook y Twitter- costará tiempo difuminarla”.
En la A.E.A, a diferencia de lo que dice esta nota, queremos erradicar la corrupción instalada en el CODEPA durante demasiados años, no nos interesa difuminar nada, hablamos del dinero de las enfermeras y de su institución.
Si hay un problema hay que solucionarlo, no difuminarlo. Las noticias que nosotros colgamos en redes sociales no son falsas.
Si así lo considera el señor Román siempre puede tomar la vía judicial.

5ª “Los tribunales están colocando a cada uno en su lugar, pero tardará en recomponerse la confianza hacia el Colegio”.
La confianza de los colegiados en los señores que ocupan el Colegio de Enfermería es complicado que se restaure, en primer lugar porque nunca la ha habido, y en segundo, habida cuenta de los HECHOS PROBADOS que en el auto judicial sobre falsedad documental se exponen y que el señor Alfonso Román no comenta. Curiosamente ni se molesta en desarrollar sus argumentos en el interior de la revista y todo queda en una mero titular en la portada. Con mayúsculas, sin más explicaciones.
Recordemos lo dicho por la Juez:

a.- Falsedad del acta del Pleno de la Junta de Gobierno, de fecha 12 de febrero de 2011. Dicha falsedad EXISTIÓ en documento oficial, habría consistido en hacer constar en el acta que 9 miembros de la Junta de Gobierno tomaron posesión de sus cargos, cuando solo constaba la firma de 4 de ellas. El juzgado dice que “ha de entenderse prescrita de conformidad con lo estipulado en los artículos 130 y 131 en relación con el artículo 392 del Código Penal.”
Estará prescrito, pero nada dicen desde el CODEPA sobre esta afirmación, siendo Alfonso Román en aquel momento Vicepresidente, como lo era también en 2016. ¿Cómo es posible continuar en el CODEPA habiéndose demostrado este extremo?

b.- Proceso para elegir a los diferentes cargos de la Junta de Gobierno del CODEPA, celebrado a finales del año 2015 y el año 2016. En la falsedad documental del escrito en el que se reflejaban los integrantes de la candidatura a la Junta de Gobierno encabezada por Emilio Losa García, como Presidente, y Alfonso Román García López, como Vicepresidente I. El motivo esgrimido por el Juzgado para no perseguir este hecho y archivar el asunto es el siguiente: “… la eventual tipicidad de los hechos expuestos resultantes de la actividad probatoria no se sitúa en el fingimiento o simulación de firma de dichos candidatos –puesto que no hubo firma-, ni tampoco en su inclusión inconsentida en la candidatura -pues se trataría de una falsedad ideológica cometida por particular, por tanto atípica-“
Nuevamente el CODEPA calla, y Alfonso Román particularmente, sobre este hecho probado que en el Juzgado quiere despojar de carácter penal.
Que Alfonso Roman incluyó a personas en la candidatura sin su consentimiento es un hecho PROBADO y está demostrado en sede judicial.
¿Cómo es posible permanecer en el CODEPA habiéndose demostrado el engaño para montar una candidatura?

c.- Falsedad documental del acta del pleno de la Junta de Gobierno de fecha 16 de enero de 2016. Dicha falsedad en documento oficial habría consistido en hacer constar en el acta que en dicho pleno compareció y tomó posesión de su cargo doña Dolores Campoy Armero, como Vocal II, lo cual era incierto.
El razonamiento del Juzgado es el siguiente: “… la confección del acta que documentó la reunión de los electos el día 16 de enero de 2016 en la que se supone la presencia de quienes realmente no estuvieron, supuesto de falsedad ideológica incardinable en el Art. 392.1 en relación con el 390.1.3º del Código Penal. Ahora bien, tal hecho presenta una dudosa trascendencia penal, [...]. En definitiva, más allá de de la formal adecuación típica del hecho examinado, este no aparece idóneo o dotado del contenido material de antijuridicidad, pues se trataría de una acción que no incidente en la vida jurídica en forma de lesión o peligro para el bien jurídico tutelado.”
Es decir, existe falsedad en el documento, pero dicha falsedad no habría tenido trascendencia jurídica, según el criterio de la Juez.
Otra vez, el CODEPA calla. Y nos preguntamos ¿Por qué siguen en el CODEPA las personas que han falseado un acta?

6º “Ya dijimos: cuando se cierre el último proceso-el litigio con el Consejo General de Enfermería- sea cual sea el resultado, entregaremos el Colegio al CGE. Y se convocarán elecciones“.
Una vez más, mienten. Si realmente “entregarán el Colegio al CGE sea cual sea el resultado”, ¿por qué han estado y están parapetados todo este tiempo si no les importa el resultado?
Y por otro lado. Las elecciones las convoca la Junta de Edad. Ni el CGE ni el señor Alfonso Román.
Lo que dicen en este escrito, y es lo que nos tememos que pase, es que se use el dinero de todos los colegiados para recurrir y volver a recurrir en los juzgados lo que no se han atrevido a luchar en las urnas.
Ya lo han hecho con los despidos de los administrativos, usar el dinero colegial para recurrir hasta el extremo, es la única manera que conocen para ganar tiempo.

7º “Seguimos siendo una Junta legal-aquí siguen intoxicando, como siempre- y queremos salir con la cabeza bien alta, pese a quien pese. Por el honor de las personas que durante cuatro años han sufrido y sufren el acoso de la AEA”.
Insistimos, no son una Junta legal. Así lo ha dicho el CGE con la resolución 07/2016 y posteriores, así lo ha dicho el TSJM denegándoles cautelares en el Contencioso por la elecciones (dos veces y en firme) y así lo ha dicho el TSJM denegándoles cautelares en el Contencioso por la Junta de edad (dos veces).
Acusarnos de haber acosado a alguien es una afirmación que deberá demostrar el autor de esta nota. Nosotros JAMÁS hemos acosado a nadie, y el que considere lo contrario, insistimos, que acuda a donde corresponde denunciar esas prácticas.

Este procedimiento judicial ha puesto de relieve hechos y actuaciones de muy notable y especial gravedad, y volvemos a reiterar la petición de que aquellas personas que han gestionan de manera irregular el CODEPA, en especial Alfonso Román López, comparezcan públicamente y den las oportunas explicaciones sobre las afirmaciones desarrolladas en el auto judicial, así como la petición expresa de públicas disculpas por lo ocurrido. Es hora de que den un paso atrás, asumiendo que los integrantes de la Junta de Edad, nombrada por el Consejo General, deben asumir la gestión colegial y convocar elecciones de forma inmediata.