martes, 14 de julio de 2015

CODEPA ¿Hay alguien ahí?



A pesar de entretenimientos tan elaborados como las "elecciones" al CGE, la vida real ha seguido desarrollándose ajena a estos asuntos. Y entre tanto han ido surgiendo cuestiones que, al menos aquí en Asturias, nos afectan al colectivo enfermero.

Una de ellas es la polémica surgida por la imposición de que los profesores administren medicación a sus propios alumnos  (-enlace aquí-).

Sobre este asunto, se ha debatido en las redes sociales, se han manifestado los propios profesores y sus representantes sindicales  -enlace-,  -este es mejor: se nos denomina ATS...- también los padres (o sus asociaciones) -enlace- e incluso los sindicatos de sanidad se han posicionado -enlace - .

Sin embargo en este tema, como en casi todos, hemos echado de menos cualquier signo de vida de nuestro representante oficial y obligatorio: el Ilustre Colegio Oficial de Diplomados en Enfermería del Principado de Asturias, el CODEPA.

No ha emitido opinión alguna, es posible que ni se haya enterado del asunto. Tal vez lo considere ajeno a nuestra profesión. Nosotros desde luego lo consideramos algo muy importante, sobre todo si miramos a otros países donde las enfermeras desempeñan una labor muy relevante en los colegios e institutos.

Reflexionando sobre la realidad profesional que nos toca vivir, realmente podríamos preguntarnos si de verdad existe el CODEPA.

La única noticia que hemos tenido, en mucho tiempo, de su Presidente D. Emilio Losa, al margen del conocido proceso judicial en el que está inmerso, es una foto suya presidiendo la mesa electoral del "extraño proceso" en el que "presuntamente" salió reelegido D.Máximo González Jurado como timonel al mando del CGE ( y van 28 años...).

Uno tenía la ingenua esperanza de que al menos consultara a sus colegiados, a quienes representa y sirve, sobre qué candidatura avalar antes de irse a la sede alquilada del CGE a velar por el respeto a la legalidad vigente (por favor, no reirse).

Lo de no informar de los distintos programas de cada candidatura ya  me lo imaginaba porque no había tales ni debate ni nada que se le pareciera, era aquello una elección más propia de un certamen de otro tipo que de unas elecciones a liderar el máximo (ejem...) órgano de la Enfermería nacional.



Al hilo de todo este rollo, recomiendo la lectura de una entrada ( mira que cosa más buena para leer un rato... ) que nos parece muy refrescante a estas alturas del año, por favor abran los enlaces que en ella se pegan  y sino al menos el del editorial de Gutiérrez-Sequera y Serran-Ortega  -esto merece la pena leerlo-.