martes, 12 de mayo de 2015

En el día internacional de la Enfermería.




Ya sabéis que desde estas páginas no somos muy dados a ponernos muy tiernos. Sin embargo con tanto hashtag, tanto mensaje con mensaje, tanto post comprometido con la profesión se nos ha ablandado un poco la coraza y sí este post, al final del día internacional de la enfermería #ind2015, quiere ser una felicitación, o un recuerdo, o una palmada de ánimo,... bueno quién sabe a ciencia cierta que necesitan las enfermeras...

Antes en España se celebraba el patrón de la porfesión, en nuestro caso San Juan de Dios, ahora esta celebración está de capa caida, probablemente por la desafección religiosa, y también porque tristemente lo asociamos a las comilonas de nuestros colegios profesionales... Ahora mola más apuntarse al IND, es más cosmopolita y probablemente más enriquecedor, basta con poner el hastag en inglés y puedes saber cuan orgullosas están las enfermeras de todo el mundo de ser eso ENFERMERAS... y en España no somos menos, y en Asturias no nos quedaremos atrás.

He leído sobre el orgullo, sobre las necesidades, sobre las quejas, sobre nuestra visibilidad, nuestra aportación al sistema, sobre quienes son las mejores enfermeras, sobre nuestra historia, nuestros complejos, nuestra cofia, nuestra identidad,....Leer todo esto, analizar y sacar conclusiones puede llevar mucho tiempo, hoy solo queremos tener un detalle, celebrar, felicitar... a las enfermeras reales, a las de trinchera, a las de a pie de cama, de calle...

Me acuerdo de Patricia, una joven enfermera que trabaja en una residencia  privada de Ancianos cobrando una miseria, cotizando la mitad de horas de las que trabaja,...y aun así ilusionada con su profesión y sus ancianos... Ahora trata de arreglarse para estudiar el EIR,...

Me acuerdo de Begoña, ya no está con nosotros, nos dejó hace años, un ejemplo para enfermeras de su hospital y de otros hospitales, comprometida, innovadora y soñadora. Alma de líder que tiraba por la profesión y la ponía a un altísimo nivel...

Me acuerdo de Teresa, a punto de jubilarse, cansada de tantos años de profesión, de promesas incumplidas, de ver esa "tierra prometida" que ya no llega y que aunque ella no disfrutará aun se compromete para que las más jóvenes puedan tener un futuro mejor...

Kike se esfuerza en dignificar la profesión desde la enseñanza, luchando por la Enfermería desde los más jóvenes, los que empiezan.

Mónica está enganchada al 2.0, pero no se olvida de que para cambiar las cosas hay que comprometerse en el 1.0

Me acuerdo de Tania, enfermera de salud mental, hace unos días nos escribía para que trasladásemos su situación a los políticos... lleva años trabajando en salud mental a sabiendas de que su puesto será ocupado por una especialista y ella no tiene posibilidad de hacer el EIR...

Me acuerdo de Antonio, un compañero brillante, se marcha de Asturias, busca algo que el sistema aquí no le aporta, y se va con otros que se van porque no tienen otro remedio, él está en búsqueda, intuye que esta profesión puede dar mucho más de sí, pero aquí no...

Y que decir de Lurdes, ya de vuelta de todo, desilusionada y quemada, con la vocación y la profesionalidad reventadas gracias a unos jefes muy poco comprometidos con la profesión... Aun puedes encontrarla mimando a los pacientes en el lugar donde trabaja...

Tantas enfermeras, aquí faltan muchas lo sé,... en Asturias más de 6000, a cada una de vosotras y vuestra historia, hoy solo queremos mandaros un abrazo de cariño y de ánimo, y deciros que trabajamos por dignificar la profesión y hacerla más vuestra, más nuestra y que os necesitamos, necesitamos a cada enfermera para construir algo nuevo.

En definitiva, que pertenecéis a una gran profesión, milenaria, con una enorme historia, que cada día dignificáis su nombre y que es un orgullo para nosotros compartirla y poder acompañaros en la lucha por recuperar su dignidad.

Feliz día internacional de la Enfermería.

y feliz resto del año...